El papel del deporte en la educación

Cuando hablamos de educación, no sólo nos debemos referir a  la adquisición de conocimientos, sino también a la formación integral del ser humano. Bajo esta concepción, el papel del deporte en la educación es determinante como eje transversal en cualquier programa educativo.

Este hecho está suficientemente comprobado tanto en el campo de la medicina como en el área psicológica y social. El deporte brinda una serie de beneficios para la salud y es una gran fuente de crecimiento y desarrollo de la personalidad de los niños y jóvenes.

El deporte como fuente de desarrollo y crecimiento personal

Siempre hemos escuchado que hacer deporte desde niños nos ayuda a mantenernos fuertes y saludables.

Ahora bien, cuando colocamos el deporte en el contexto educativo, estamos hablando de los principios fundamentales que intervienen en la evolución del sujeto como miembro de una sociedad.

Al hablar de los beneficios del deporte en la educación, lo estamos valorando como un instrumento lúdico que contribuye en la construcción de la seguridad y la autoconfianza, lo cual permitirá la transición a la vida adulta con una clara visión de lo que es el esfuerzo, la solidaridad y el respeto de las reglas sociales.

La práctica de cualquier deporte mejora y refuerza ciertas variables psicológicas como la autoconfianza y la motivación, por otro lado a través de la educación física, los niños y adolescentes son capaces de expresar su espontaneidad, la creatividad, además de fomentar los valores como el respeto hacia sí mismo y hacia los demás.

Además, realizar ejercicios físicos contribuye a mejorar la capacidad motora básica, al favorecer el crecimiento de los músculos y huesos, lo que despierta la motricidad,  por otro lado ayuda a conseguir una buena postura, caminar de manera correcta y proporciona mayor flexibilidad.

El papel del deporte en la educación es muy importante ya que enseña al estudiante habilidades y valores sociales que lo acompañarán a los largo de su vida. Entre los principales beneficios que el deporte  puede brindar a nuestros niños son:

  • Estimula la integración social:  

El deporte constituye una de las mejores herramientas para la formación y desarrollo y las capacidades físicas y cognitivas del ser humano, ya que permite una buena interacción social, a través de la convivencia y el respeto.

  • Trabajo en equipo:

En la mayoría de los deportes, el trabajo en equipo es indispensable para el triunfo, por lo que en su práctica se incentiva la colaboración.

  • Incentiva la formación de valores:

Valores como la lealtad, el respeto, la empatía, la buena convivencia, tolerancia, responsabilidad, entre otros muchos, se consiguen durante la práctica de los deportes.

  • Estimula el cerebro:

Hacer deportes genera la producción de dopamina y serotonina, estos son neurotransmisores que ayudan a una buena salud mental por la sensación de felicidad y bienestar que produce.

  • Eleva la autoestima e incrementa la disciplina:

Los beneficios del deporte en la educación, están  relacionados con la posibilidad de elevar la autoestima de los niños, disminuye la ansiedad y posibilita la liberación de frustraciones de manera saludable. Además, fomenta la organización y la disciplina en su ámbito de vida.