You are here

El cambio en la escuela nos hace cambiar

La educación ha dejado de ser una preocupación “obligada”, una forma de cumplir una “misión social” para convertirse en un formidable terreno de creatividad e emprendimiento.

La escuela cambia… por fin.

La innovación educativa se abre paso en las aulas. Nos estamos replanteando la manera de aprender y enseñar. El alumno debe ser capaz de disfrutar aprendiendo, poniendo a prueba su creatividad, despertando sus talentos, convirtiéndose en el emprendedor de su propia vida. Aprender a aprender pero también aprender para emprender su propio camino por la vida son nuevos ejes que inspiran reformas educativas y mas importante una nueva generación de docentes.

Porqué la docencia también cambia. De víctima pasiva de un cambio obligado, el profesor se esta convirtiendo en un catalizador de cambio. Requiere apoyo, formación, asesoramiento pero sobre todo reconocimiento y confianza. El profesor es hoy capaz de conducir su aula hacía nuevas direcciones, ayudando sus alumnos a superar nuevas fronteras. La tecnología apoya el proceso de cambio, haciendo mas fácil un aprendizaje mas flexible, ágil, adaptado a las necesidades de cada uno.

La tecnología tiene un rol transformador haciendo mas cercano un aprendizaje para todos, en cualquier momento, en cualquier lugar. Los espacios de aprendizaje también cambian, se multiplican. El metro, el parque, la calle se han convertido en espacios de aprendizaje. La ciudad en su conjunto se hace mas inteligente y la educación esta en el centro de este proceso de transformación. Ha dejado de ser una ciudad “educadora” para ser una ciudad “educativa” creando infinidades de nuevas posibilidades de aprender y realizarse. En este contexto de cambio, la educación ha dejado de ser una tarea de pocos para convertirse en un asunto de todos.

La “comunidad educativa” también ha superado barreras y se ha abierto de par en par. El “sistema educativo” aprende a componer con una formidable variedad de actores comprometidos con la educación. Investigadores, asociaciones locales, ONGs, empresas no reivindican un nuevo rol sino que lo asumen.

La educación ha dejado de ser una preocupación “obligada”, una forma de cumplir una “misión social” para convertirse en un formidable terreno de creatividad e emprendimiento para todos. El cambio en la escuela nos hace cambiar.

Previous Next